Ya hemos lanzado la guía de Cuánto cuesta abrir un restaurante para que te hagas una idea de la inversión necesaria. En este post te ayudamos a tomar decisiones críticas para tu inversión a través de la creación de un Plan de negocio para un restaurante. 

Tu plan de negocios será la hoja de ruta a partir de la cual se desarrollará tu nuevo restaurante. No importa cuánto hayas pensado en tu concepto o cuánto confíes en tus socios o futuros empleados, el Plan de negocio es absolutamente necesario. Demostrará la viabilidad de tu concepto a posibles inversores y les proporcionará una respuesta clara y atractiva a la pregunta: ¿Por qué el mundo necesita este restaurante?»

Por ello, este paso es clave si estás buscando financiación vía prestamo bancario o inversores.

“Tienes que mostrar a los inversores potenciales que tienes un plan real, que sabes de lo que estás hablando, que el proceso es profesional y no vas a hacerles  perder el tiempo.»

Lo que su plan de negocios debe cubrir

Los planes de negocios más sólidos siempre incluyen todos o la mayoría de los componentes que se describen a continuación. Aconsejamos que si es tu primer restaurante, leas varios planes de negocios diferentes de otros restaurantes y minoristas para tener una mejor idea de las opciones de diseño, los estilos de escritura y la claridad de concepto. Incluye las secciones que consideres más atractivas para alguien que conoce tu idea a través del documento. El objetivo es que el lector siga girando la página.

1. Portada personalizada

Incluye tu logotipo (aunqué no esté finalizado), la fecha y tu nombre o el de la sociedad que hayas creado.

2. Concepto

Describe el concepto de tu restaurante y entusiasma al lector con tu idea. Entra en detalles sobre la comida que se servirá, inspiración detrás de tu concepto y una descripción general del estilo de servicio. Define claramente lo que hará de tu restaurante un lugar único.

3. Menú de muestra

El menú es el punto más importante para mostrar el tipo de marca y restaurante que vas a crear, por lo que debería ser algo más que una simple lista de platos. Incorpora tu logotipo y simula un diseño de menú con un formato trabajado (puedes pedir ayuda a un diseñador si vas muy perdido).

Tu menú de muestra debe incluir precios que se tienen que basar en un análisis detallado de costes. Esto le dará a los inversores una comprensión clara de tus precios objetivo y proporcionará información clave para crear proyecciones financieras, y mostrará a los inversores que has hecho el trabajo necesario para estar seguro de que podrás vender estos artículos a estos precios y operar dentro de tu presupuesto.

Profesionales del sector explican que puedes poner un precio que eleve el margen del menú una vez restados los gastos de elaboración, pero sin perder de vista a la competencia para no renunciar a potenciales clientes. Sería un error cobrar el menú a once euros si en la zona raramente supera los siete. La mejor arma, sobre todo al principio, es una buena relación calidad-precio. Así, irás adquiriendo fama entre los clientes.

4. Servicio

Esta sección es más relevante para los conceptos de fine-cuisine, conceptos que tienen un estilo de servicio único, o si crees que cabe destacar aspectos del servicio en tu restaurante. Puedes aprovechar para transmitir a los inversores los detalles de la experiencia del comensal y tu visión sobre la atención al cliente.

¿Tendrás personal ciego ya que el servicio se da a oscuras? ¿el personal va disfrazado de pirata? ¿habrá un sumiller? Si no crees que el servicio sea un componente importante de tu operación, analízalo brevemente en la sección de conceptos.

5. Equipo de gestión

Escribe una breve descripción de ti mismo y del equipo que has creado. Intenta demostrar que la experiencia laboral que has adquirido a lo largo de tu carrera te ha proporcionado las habilidades necesarias para dirigir un restaurante exitoso. Lo ideal es que, una vez que hayas descrito el punto fuerte de cada miembro de tu equipo, queden representadas todas las cualidades que se necesitan para gestionar un restaurante de éxito.

6. Diseño

Incorpora algunos visuales. Una buena idea es hacer una búsqueda e incluir un panel de imágenes relacionadas con el diseño y las sensaciones que quieres que transmita tu restaurante. ¿Planeando cocinar en un horno de leña? Incluye una foto. ¿Diseño nórdico inspirado en el NOMA? Incluye alguna foto de los materiales que ellos utilizan.

7. Mercado objetivo

¿Quién va a comer en tu restaurante? ¿Qué hacen para ganarse la vida, cuántos años tienen y cuál es su ingreso promedio? Una vez que los haya descrito en detalle, reitera qué tu concepto es específico para ellos, y les resultará atractivo.

8. Ubicación

Debe haber una conexión muy clara entre la información que presenta en la sección «Mercado objetivo» y esta. Es probable que no tengas un sitio específico identificado en este punto del proceso, pero debes hablar sobre vecindarios objetivo que sean viables. No asumas que los inversores potenciales estarán familiarizados con las áreas de las que estás hablando y quién trabaja o vive allí; aclara las conexiones. Muestra a los lectores que el restaurante «ideal» se va a cruzar con el vecindario adecuado con la mayor frecuencia posible.

Si no tiene un sitio claro, este es un buen lugar para analizar lo que estás buscando en términos de metros cuadrados, tráfico peatonal, zona de estacionamiento, accesibilidad a vías principales y otros detalles importantes.

9. Visión general del mercado

Trata las condiciones del mercado micro y macroeconómicas en tu área. A nivel macro, ¿cuáles son las condiciones económicas locales y regionales? Si a los restaurantes les va mal, explique por qué el tuyo triunfará; Si los restaurantes están bien establecidos, explica cómo podrás competir en un clima de restaurantes en equilibrio. A un nivel microeconómico, habla de quiénes son tus competidores directos. Habla sobre qué restaurantes comparten tu mercado objetivo y cómo te diferenciarás de ellos.

10. Marketing y publicidad

El panorama de la restauración se está volviendo muy competitivo. Analiza tu plan de marketing gastronómico previo y posterior a la apertura para mostrar a los inversores cómo planeas ganar tracción antes del soft-opening o día de apertura, así como también cómo mantendrás el impulso. Si va a contratar una compañía de relaciones públicas / marketing, preséntalos y explica por qué los has elegido sobre otras compañías (puedes incluir a algunos de sus clientes más conocidos). De lo contrario, explica que tienes un plan sólido para ganar atención a través de plataformas como Instagam, Facebook, Google Places, un sitio web propio…

11. Especialistas y Consultores externos

Explica a los consultores externos que planeas contratar, como por ejemplo:

  • Contable
  • Abogado
  • Arquitecto
  • Interiorista
  • Ingeniero
  • Contratista
  • PR & Marketing

Explica brevemente los servicios que te brindarán, por qué los has elegido y cualquier logro notable.

12. Estructura de negocio

Esta sección debe ser concisa y clara. ¿Qué tipo de estructura empresarial has configurado y por qué tomó esa decisión específica? Necesitarás trabajar con un asesor para determinar qué tipo de estructura legal es la mejor solución.

13. Finanzas

Deja que tu contable te guíe a través de esta parte de tu plan de negocios. Es crucial que el contable tenga experiencia en restaurantes ya que debe estar familiarizado con los aspectos específicos de las finanzas de los restaurantes y saber qué preguntas hacer.

Antes de crear proyecciones financieras realistas, tu contable querrá saber aproximadamente la capacidad de tu restaurante, cuál será tu tiquet promedio y cuántos servicios diarios planeas hacer. Ser conservador en estas estimaciones es clave, ya que estos tres puntos se utilizarán como base para determinar si tu concepto es financieramente viable.

Otros gastos clave a tener e cuenta

  • Local: compra o alquiler
  • Maquinaria. Necesitarás artículos de tipo industrial, como cámaras frigoríficas, cocina, congelador, horno, enseres de cocina, cafetera, registradora, etc.
  • Otros gastos: constitución de la empresa y gestoría, adquisición de mobiliario, compra de género y stock, gastos de personal y seguridad social, los impuestos y el fondo de maniobra que debes mantener hasta que empieces a obtener ingresos. Por tanto, a la inversión inicial deberás añadir al menos un 20% de estos gastos para cubrir imprevistos.
Please follow and like us:
error